El legado de La Magina

La “Magina”, nieta, hija, esposa y madre de pescadores, vivió en una humilde casa ubicada en el mismo lugar donde ahora se encuentra nuestro espacio gastronómico, en pleno corazón del Serrallo.

En la primavera de 1926 enviudó al llevarse la mar la vida de mi bisabuelo y dos de sus hijos. Gracias en parte a la solidaridad de sus vecinos del Serrallo supo tirar adelante y hacer grande la familia que ahora somos.